quem acredita em nós, em nossa arte...

quem acredita em nós, em nossa arte...
quem acredita em nós, em nossa arte...

sábado, 24 de julho de 2010

CONSIDERAÇÕES DE HORÁCIO MEDRANO SOBRE ESPETÁCULOS PARTICIPANTES DO FESTIVAL

ROSARIO EM CENA - Lic. Horacio Medrano
JOE FIEL TODA A VIDA
Un trabajo riguroso y exigente sobre un texto bíblico. Un actor en la piel de Jó. Escenario con arena, matas, pasto, humo a ras de piso. Clima como de otro tiempo, lugar mítico, mágico, irreal, fantástico. Actor con gran manejo corporal, preciso, dominio del tiempo, niveles. Voz grave y potente, se convierte en monocorde y el recurso dramático de un vibrato de garganta no ayuda a provocar quiebres sonoros que otorguen musicalidad dramática al relato y la vivencia.
La iluminación ayuda al clima propuesto con el detalle ingrato de que no está centrado en el actor y por ende toda su caraterización de llagas, sangre y heridas, recién se vislumbra claramente en el saludo final a público.
Estampas goyescas se componen en el cuerpo del actor y en la composición plática.
A MESA
Trabajo de una exploración de estilo, contundente, preciso, y muy cuidado. Asumiendo todos los riesgos propios del concretismo abstracto en el teatro, donde casi no se conocen investigaciones y productos. Emparentada la experiencia con el movimiento Noigrandres del Brasil de los años 50, en poesía y literatura. Lo concreto no es otra cosa que lo que es. Antiimpresionista. Técnica mecánica y exacta, donde la obra no debe recibir nada procedente de las propiedades formales de la naturaleza, o sensualidad o sentimentalismo.
Un espacio austero, un cajón. Dos actores dotados de un virtuoso manejo corporal y vocal. Imágenes acrobáticas, canciones infantiles, juegos de riesgo, drogas, sexo, vida, muerte, ironía desbordad, denuncia y quiebre de tabúes.
Cuerpos expuestos como ideogramas en el escenario. Precisos, seductores, potentes, rigurosos. Imágenes religiosas, sagradas, cantos, sociedad, en cuadros ajustados y claros.
MEU CUPIDO, MEU AMOR
Trabajo de gran frescura juvenil en un realismo ligado a la comedia cercana a la de enredos. Una propuesta que explora caminos para no caer en los recursos convencionales. Un escenario con pocos elementos que remiten a un living, un sillón, perchero, mesita, alfombra, y algunos objetos, grabador, almohadones, guitarra…
Tres actores, muy jóvenes, pero de gran ductilidad y belleza escénica. Bien plantados, manejando los tempo-ritmo de la comedia. Nunca les pesó el texto, las situaciones fluían y se construían en un devenir propio de la ligereza de la comedia. Humor simple y medido, sin abuso en el recurso.
El sillón, alfombra y perchero centrados quedan como enmarcados en un “afuera” despojado, donde asisten los actores y dan la espalda cuando salen del lugar del juego de situaciones de la historia. Recurso que permite que los actores transiten todas las secuencias de la obra aunque permanezcan al costado ya sea modificando vestuario o simplemente logrando su mutis.
OZ, PORQUE NOSSA CASA É NOSSA TERRA
Sorprendió la soltura de los jóvenes actores y el manejo corporal tan preciso, especialmente en el Hombre de Hojalata y Dorinha. Mantienen su construcción durante el juego escénico, aunque hay que revisar que no dejen el personaje hasta que estén bien seguros que desaparecieron de la vista del público. La frescura de todo el elenco y a la vez un estudiado comportamiento escénico produce una empatía celebrada por la platea, que sigue la historia con seriedad sin dejar de divertirse acompañando las peripecias de los personajes. La anécdota es sencilla pero no simplista. Un mensaje claro y contundente que merecería sobre el final un tratamiento mucho más fuerte, dramático y un final brillante a toda luz, baile y música. Creo que sobre las dos últimas situaciones habría que poner el énfasis escénico, con los personajes involucrados en ese Gran Planeta que se descubrió y que puede realmente existir si el Hombre trabaja para ello.
Reitero la calidad de los jóvenes actores, su versatilidad, el manejo escénico y de la platea. No cabe la menor duda que hay un exigente trabajo de preparación y dirección que permite amalgamar todos los elementos que convergen en la teatralidad. La dirección es cuidadosa y logra una dramaturgia escénica en todos los niveles de organización, desde un texto claro y directo a una luz que marca los tiempos y los planos (ensoñación-realidad), a un manejo espacial que amplía las posibilidades del juego con el tratamiento escenográfico que otorga el biombo y demás elementos.
MAO NA LUVA
Un comienzo que preanuncia alguna partida: Una puerta con cortinas de tiritas de plásticos iluminada de atrás y un par de zapatos de mujer en el suelo apuntando hacia la salida. Dos personas, una mujer y un hombre en el centro de la escena sentados sobre almohadones separados , en posición de meditación. Marca el clima que se va a desarrollar durante el transcurso de la historia de un matrimonio devenido a separarse.
La actuación es fluida y correcta, si vale decirlo así. Pero justamente esta elección sobre el estilo de actuación hace que no se vean reflejados los estados de ánimo a que van llegando estos dos seres que en el último día juntos, alguien va a tomar la decisión de irse. No hay acumulación que genere tensión dramática en los cuerpos y no se crea la sensación de que algo pueda cambiar. Se apuesta a la monotonía, propia seguramente de la convivencia de esos dos seres, y no se deja vislumbrar la lucha por ocultar el torbellino de sentimientos que los conmueven.
Creo que la obra comienza en el mayor momento de tensión de la pareja, que no se transmite. No obstante, hay escenas muy logradas y una dirección prolija, con un despojamiento de elementos que ayuda a centrar en la relación de los personajes y que permite el lucimiento de los actores, mas allá de las observaciones realizadas.


AS LINHAS DE ELISE
De entrada nomás, cuando el público accede a la sala, ya está en funcionamiento la dramaturgia del espectáculo. Unas luces cruzadas, tenues y puntuales dan a la platea un clima de sala de espera de alguna estación de trenes, o de viaje… noche… soledades… algún lugar especial. Esto ya da el indicio y luego en el juego escénico, ya la platea está totalmente involucrada en la historia y en la escena propiamente dicha, Una pelotita que se escapa, alguien que corre por toda la platea, otro que lo persigue…etc. Una proyección de un tren que abarca todo el espacio, con sus ruidos, marcan los tiempos y complementan el clima. El escenario despojado y una cuidadoso diseño de movimientos hacen que se instale una teatralidad autónoma, con las propias leyes que inventa la dirección y la actuación.
Un trabajo que permite disfrutar del teatro con mayúsculas. Muy buenas y parejas las actuaciones, una iluminación, sonido y tratamiento espacial que conforman una dramaturgia espectacular muy bien planificada y dirigida.

UMA MULHER VESTIDA DE Sol
Un escenario dividido en dos perpendicularmente por un alambrado y arbustos dan cuenta de una historia rural, donde esta separación marca el enfrentamiento de dos familias que vivirán situaciones violentas y trágicas. Un elenco muy compacto y parejo con buenos recursos actorales.
Un tratamiento lumínico que no alcanza a corresponder a lo meramente dramático en cuanto a lo aplastante del sol y las consecuencias. Se carga demasiado con el recurso de apuntar con el rifle o arma para amenazar al otro y al reiterarlo constantemente, se debilitra, queda como un gesto casi vacío y sin peso de un cuerpo comprometido con esa actitud.
Lo rural, lo campesino , la aspereza de la tierra no tiene el correlato en la composición fíosica de los actores y se pierde mucho de la dimensión trágica que se supone debería existir.

“TAL E QUAL NÃO É IGUAL!”
Un infantil con todos los recursos teatrales muy bien cuidados y con una construcción espectacular que plasma un criterio muy valorado para la platea a que convoca.
Actuaciones que se despliegan entre músicas, bailes, rutinas acrobáticas, clownescas y hasta manipuladores de muñecos, hacen que la historia vaya sucediendo de sorpresa en sorpresa y la diversión de adueñe de todo el espacio. Una dirección que utiliza los recursos teatrales con solvencia y respeto a la platea menuda.
Algunos detalles a tener en cuenta es lo ideológico en cuanto a cómo y quién otorga la libertad de la democracia en la situación planteada, y si ese final elegido es el más correcto. Como así también la manipulación de los muñecos, con las coronas de los reyes puestas. Preguntas…
AS CUMADRES DO ALEGRETE
Síntesis de un teatro profundamente popular y de una factura extraordinaria. La historia está sostenida por un trabajo de dirección y actuación muy lograda. Un espacio despojado que contiene todos los espacios y que los actores hacen ver. Una precisión en las acciones y partituras claras que no hacen para nada mecánica la actuación, sino que por el contrario le otorgan fluidez, credibilidad y hasta espontaneidad. Nunca mas acertado el axioma que “precisión y disciplina no conspiran contra la manifestación de la espontaneidad”.
Un espectáculo festivo, divertido con buenas actuaciones que irá ajustando algunas caídas de ritmo y tempo escénico, con el correr de las funciones.

NASBECOLÂNDIA
El juego del actor con la mosca a telón cerrado del comienzo, aunque algo dilatado en el tiempo, marca un signo fuerte para la situación que va a ocurrir a telón abierto. La expectativa de otras rupturas de teatro dentro del teatro o alguna otro quiebre no se producen y se diluyen inclusive en la historia que se cuenta. Tal es así que el elemento contundente del que se ufana el personaje para creer en su hazaña, el matamoscas, nunca mas se pone en juego, por dar un ejl de situaciones que se esbozan o empiezan a rodar pero quedan insinuadas, sin permitir jugarlas a fondo.
Muy buenos actores y con disposición para sostener convenientemente los avatares de la escena y con un ángel muy particular. Creo que no pudo amalgamarse correctamente los distintos niveles de organización dramatúrgicos del relato espectacular.
---------------------------------------------------------------------------------------------- 2010----

Nenhum comentário:

Postar um comentário